lunes, 26 de octubre de 2015

GARCETAS GRANDES EN EL ORIA

Nívea, estilizada y con un largo cuello terminado en un potente pico amarillo, la Garceta grande era, hasta hace bien poco, fundamentalmente invernante, y escasa . A partir de los años 90 del siglo pasado, este estatus fue variando, hasta ser considerada en la actualidad como invernante regular, y reproductora, aunque escasa, en la Península.
El aumento del número de visitantes en invierno se debe, sin duda, al crecimiento poblacional en Europa.
La presencia este último sábado de tres ejemplares en las riberas del río Oria  (algo poco usual, hasta ahora),  hace que sean las protagonistas de esta crónica.


_MG_7899x

A media mañana se encontraban alimentándose junto a una pequeña represa, que probablemente les facilitara las capturas. Allí se situaban también Cormoranes, Gaviotas patiamarillas y Reidoras, sus primas las Garcetas comunes, y Azulones y Gallinetas que se sumaban al festín.


_MG_7872x


_MG_7868x

La presencia de las Garcetas grandes, no era bien recibida por el resto de especies habituales en la zona. La llegada de las intrusas, creaba momentos de tensión, que terminaban en persecuciones por el río, en las que participaba de forma muy activa una Garza real. Algunas Garcetas comunes e incluso las Gaviotas reidoras, se unían a la algarabía. Pero la más combativa era, sin duda, la Garza real.


_MG_7888x


_MG_7889x

Ante tal belicosidad, la Garcetas grandes iban cambiando de ubicación, rolando de un sitio a otro, en un radio de acción de unos 200 m. Donde se movía una, allí iban las tres. Tiene toda la pinta de tratarse de un grupo familiar, con la cría del año, que en las imágenes se percibe, tiene un menor tamaño.


_MG_7894x

GARCETA GRANDE / LERTXUNTXO HANDIA/ CASMERODIUS ALBUS

_MG_7896x

_MG_7897x

Esta es la peleona mencionada. Logró su propósito sólo a medias, porque las Garcetas se desplazaban por el río, pero no lo abandonaron. De hecho, ayer domingo todavía seguían allí.


_MG_7973x

Era tal la insistencia de la Garza Real que una de las Grandes, estuvo a punto de colisionar contra los postes del puente del Hipódromo, en Lasarte-Oria, donde me encontraba. Pasaba tan cerca que se salía de encuadre, como se puede ver en la primera foto de la entrada. Esta siguiente, también esta tomada en plena huida.


_MG_7884x

Muy posiblemente, esta trifulcas fueran debidas a la consecución de las mejores zonas de alimentación. En la siguiente secuencia, vemos como una Garceta común, da cuenta de un alevin. Es posible que estos últimos días haya tenido lugar alguna repoblación…
La “pesca” acontecía en la zona de las persecuciones. No era precisamente la parte más limpia del río, ya que se encontraba cerca de dos tuberías de desagüe. Pero, al parecer, la comida era abundante y se distribuía por todo el río.


_MG_7908x

_MG_7909x

_MG_7910x

El río Oria fue considerado en la década de los 60 y 70 del pasado siglo, el más contaminado de Europa. La presencia de estas Garcetas grandes, entre otras especies de aves, invita al optimismo, en cuanto a la recuperación de la calidad ambiental de este río.


Bibliografía: Garzas en España. Población reproductora e invernante en 2010-2011 en España. SEO-Birdlife (Garrido, Molina y J.C. Del Moral)

Es posible que también te interesen

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...