viernes, 26 de septiembre de 2014

SUBIENDO AL ADARRA (Colirrojo real, Verderón serrano y más…)

Estamos en plena temporada de pase postnupcial, y estos días de septiembre son propicios para ver migrantes en diversas zonas de nuestro entorno.
El Adarra, en el macizo de Adarra-Mandoegi, es uno de los montes más visitados de Gipuzkoa y pertenece al término municipal de Urnieta.

Modesto por su altitud (811 mts.), presenta un último tramo de cierta dificultad debido a su fuerte pendiente. Hasta allí nos acercamos el domingo pasado, para disfrutar de la montaña y de las aves.

042


En compañía de Maxi Manso, dejamos el aparcamiento de Besabi y emprendemos la subida por la empinada cuesta que lleva al caserío Montefrío, y desde allí seguimos la senda tradicional.
Ya en el primer kilómetro vamos viendo algunas de las avecillas más comunes: Papamoscas cerrojillos, Herrerillo común, Acentor común,  Chochín, Carbonero común, Colirrojo tizón, Verdecillo…

03. 002sX
 
193X
Avanzamos en nuestro recorrido, divisando bellas estampas de los montes adyacentes.

P1030082x

MONTE ABALLARRI  al fondo

A media ladera, empezamos a ver especial movimiento pajaril. Los Papamoscas cerrojillos son los más abundantes y son fáciles de localizar por sus repetidas cabriolas en sus posaderos.

_MG_2490xx


_MG_2527xx

Entre los Cerrojillos localizamos otras especies en sus juegos persecutorios. Cuando se ve este tipo de movimientos, lo más práctico suele ser permanecer inmóvil, montar una somera espera (si es posible), y confiar en que las distintas especies repitan sus juegos lúdicos sobre las mismas perchas.
Visto por donde se mueven, toca esperar la oportunidad. Gracias Maxi por la instantánea.

003x

No tardan en aparecer las primeras especies: alguna Tarabilla común, Mosquitero común, Pinzones, Mitos, Acentor común…


186


_MG_2464xx

Estamos de suerte porque aparece una pareja de Colirrojos reales. Uno de ellos, se muestra primero en el suelo y de espaldas, lo que nos da pie para contemplar con detalle su rico plumaje superior. El borde borroso corresponde a helechos donde nos parapetamos.


_MG_2530xx

Luego, con un pequeño vuelo, se sitúa en el argomal cercano, todavía provisto de algunas flores.

 
_MG_2484xx

Sin apenas movernos de la zona, descubrimos que tienen querencia por un árbol seco y no desperdiciamos la ocasión para recoger unas cuantas imágenes más. No siempre se tiene con tan buena disposición a este bello y desconfiado paseriforme.


035X

BUZTANGORRI ARGI / COLIRROJO REAL /PHOENICURUS PHOENICURUS
040X

Migrante subsahariano, su población muestra una tendencia muy negativa (Birdlife Internacional EBCC/2000). En la Península tiene una distribución muy fragmentada, y cría en bosques maduros con abundantes huecos en sus troncos.


_MG_2503x
 
También acepta de buen grado las cajas-nido para criar. El uso habitual en Reino Unido de este sistema, hizo que aumentara su población más del 50% entre 1970-1990 (Hagemejjer & Blair,1997).
Durante la mañana tuvimos la oportunidad de ver 5-6 ejemplares.

033X

Nos separamos unos metros. Cada uno otea entre el matorral bajo y los escasos árboles de la ladera, y de pronto, sobre un tronco seco, damos con la primera Tarabilla norteña.

180 (2)X

Habíamos hallado alguna de las especies deseadas, pero nos esperaba una grata sorpresa, porque en el mismo entorno donde se movían las aves descritas, aparece una pareja de visitantes inesperados: ! Dos preciosos Verderones serranos !

_MG_2524xx

VERDERON SERRANO / MENDI-TXIRRISKILA / SERINUS CITRINELLA

Ave algo más pequeña que su pariente el Verderón común, suele establecerse en zonas montañosas por encima de los 1000 mts., aunque en este caso, la zona rondaría los 700 mts.  En la imágen, uno de los ejemplares de la pareja.  
 
_MG_2525x
 
Va transcurriendo la mañana y decidimos hacer cima. Poco antes de llegar a ella, encontramos este haya centenaria de inmensa tronca.

P1030096x

Sabemos que en el roquedo de la parte alta del monte se mueven varias Collalbas grises y, efectivamente, comprobamos que siguen en la zona.


_MG_2532xx


157

Lo que no esperábamos ver en las praderas de la misma cumbre es al Pito real, que nos ha estado acompañando toda la mañana con sus relinchos, pero siempre a distancia. Este nuevo ejemplar nos sale al paso, y huye tan rápido que apenas tenemos tiempo de divisarlo. 
Por el contrario, en la misma señalización del punto geodésico, encontramos este joven Acentor común, que se muestra sumamente familiar, alimentándose de los despojos de los montañeros.

029X


_MG_2557xx

Se va agotando la mañana y decidimos iniciar la bajada por otra vía, la del Aballarri. Las laderas de este macizo son propicias para el pasto extensivo de ganado, y encontramos caballos, ovejas…..

_MG_2547x


… y también vacas, muchas de ellas de la raza Betizu, de gran rusticidad, propias desde muy antiguo de las montañas vascas, donde pacen en régimen de semilibertad.

P1030104x

BETIZU
P1030105x

Proseguimos la bajada y enseguida vemos a lo lejos un ave que nos llama la atención. Es la segunda Tarabilla norteña. Maxi con mucho recorte, y en mi caso, utilizando la bridge a tope de zoom, logramos congelar su estampa, donde sobresalen el moteado marrón de su espalda y la línea blanca superciliar (ceja) que le llega desde el pico hasta casi la nuca.

030X

SAXICOLA RUBETRA / TARABILLA NORTEÑA / PITXARTAR
P1030110xx

Para ir terminando esta crónica, comentaremos que la zona es reconocida por sus numerosos monumentos megalíticos: cromlechs, dólmenes, menhires, túmulos…

Aquí tenemos a Maxi, junto a uno de los cromlech, en una pradera al pie del monte Aballarri. Con esta imagen despedimos la crónica, después de pasar una mañana entretenida y provechosa de pajareo, en muy buena compañía.

P1030113x

P.D. Además de las especies comentadas, también pudimos ver Pico picapinos, Corneja negra, Cuervo, Busardo ratonero, y un grupo de Buitres comunes rondando la cima de la montaña,.

Es posible que también te interesen

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...