domingo, 17 de julio de 2016

LA MIRADA DEL LOBO

Hay algo en la mirada del lobo que atrae y paraliza a la vez. Desde tiempos inmemoriales el lobo aparece en cuentos y leyendas como un animal fiero, mentiroso y sanguinario. Cuentos y leyendas que todos hemos escuchado desde nuestra infancia.
Esas mismas historias, contaban que pocas personas podían resistir la mirada del lobo. Ramón Grande del Brío en su escueto y magnífico libro “La senda del lobo” describe como una vecina de Tábara-Zamora, se había quedado sin habla durante dos semanas a causa de un encuentro con los lobos.
Ha sido tal la mitificación negativa del lobo a través de los tiempos, que no me extraña que un encuentro con el lobo, casi siempre en horas crepusculares, produjera este tipo de desarreglos en algunos paisanos.

 
_MG_2080xx

Afortunadamente los tiempos van cambiando y, el conocimiento y la concienciación sobre lo que supone su presencia, lo va poniendo, muy poco a poco, en el lugar que le corresponde.


_MG_2092x

LOBO IBERICO MACHO / CANIS LUPUS SIGNATUS 

_MG_2081x
LOBO IBERICO HEMBRA /CANIS LUPUS SIGNATUS 


Las imágenes que ilustran esta crónica están recogidas en la Centro del lobo de Robledo (Zamora), un pequeño pueblo cercano a Puebla de Sanabria. Situado en el norte de la Sierra de la Culebra, acoge este centro temático inaugurado en octubre de 2015.
No soy nada proclive a este tipo de recintos pero, suelo pasar muchas vacaciones a pocos kilómetros y tenía curiosidad por ver lo que daba de sí. Esta pasada Semana Santa me acerqué una tarde por el Centro.
Las instalaciones están enclavadas en un área natural privilegiada. Una vallejada bucólica alejada del pueblo, por donde discurren varios riachuelos, que hasta no hace mucho tiempo movían un molino harinero.


_MG_2068x


_MG_2069x

Carlos Sanz, biólogo del Centro, experto criador y conocedor del cánido, nos dio una charla muy amena durante la visita. Lógicamente, el Centro cumplirá una labor educativa y de concienciación sobre el entorno del Lobo ibérico. Además, está creando un efecto llamada sobre mucha gente interesada y sobre todo curiosa, en relación al mismo. Todo ese personal ya no se moverá por los miradores naturales habituales, ni merodeará de forma errática por las pistas de la Sierra, en busca del cánido.
No me extenderé mucho más. El lobo es símbolo y emblema excepcional de la riqueza natural de nuestros montes. Una joya a preservar, a pesar de que todavía existan determinados sectores en la población, interesados en mantener su imagen negativa.
El lobo, con su mirada enigmática, intensa y cautivadora, es imprescindible para la biodiversidad de nuestros ecosistemas. Como decía el añorado Félix Rodríguez de la Fuente, “ojalá no dejemos nunca de escuchar sus hermosos aullidos “.


_MG_2079x


Es posible que también te interesen

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...