jueves, 1 de mayo de 2014

VILLAFÁFILA. MORITOS, FLAMENCOS Y MÁS… ( I )

Situada en el noroeste de la provincia de Zamora, la Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila, es uno de los humedales más importantes del norte peninsular y reconocido enclave para las aves acuáticas, esteparias y migradoras.

En medio de la estepa cerealista, de suaves relieves y horizontes perdidos, aparecen estas lagunas de carácter salino y temporal. Las más importantes por su extensión son las Lagunas de la Salina Grande, la de Barillos y la Laguna de Las Salinas.

Aunque en un paisaje muy modificado por el hombre, debido a la Concentración parcelaria llevada a cabo entre los años 1969 y 1980 del pasado siglo, aún es posible divisar en el camino polvoriento, la estampa rural y evocadora del ganado lanar conducido por el sufrido pastor, ayudado por sus mastines.


01. IMG_0709x

En plena Semana Santa, y muy de mañana, me acerco a la Reserva desde la Estación de la Tabla. Ha llovido recientemente y el campo se muestra espléndido.

En el camino y no lejos de la carretera, veo una pareja de recién llegados Aguiluchos cenizos. Aparco en la cuneta para poder contemplar a placer sus vuelos rasantes y picados, en clara actitud de caza.

En la imagen uno de los dos ejemplares, un precioso macho, con su dorso grisáceo donde destaca el barrado negro a lo largo de las rémiges secundarias. 


02.IMG_0637x


03. IMG_0634x


Al llegar al municipio de Villafáfila tomo rumbo hacia Villarrín, y a medio camino, me vuelvo a desviar hacia el despoblado de Otero de Sariegos.

En la misma recta de entrada al pueblo, está Miguel Angel G. Matellanes, buen conocedor de la zona, con el que he quedado para visitar las lagunas. Ha parado en el mismo arcén, porque en las pequeñas balsas de agua que se han formado al lado de la carretera, hay tres Moritos que están aprovechando las primeras horas del día para alimentarse.

Nunca hemos tenidos un trío de Moritos tan cercano y nos entretenemos con ellos unos minutos. Según van moviéndose, y debido al contraluz de esas primeras horas de la mañana, se perciben con distinto grado los tonos irisados de su plumaje.


04. IMG_0649xx


05. Villafáfila 18-04-2014 (6)


06. IMG_0658xx

Seguimos hasta al observatorio de Otero de Sariegos-Laguna Grande. Poco antes de llegar, en la repisa de uno de los palomares reconstruidos en la zona, observamos este Estornino negro. Se puede apreciar como despliega todo su poderío, ahuecando sus plumas e iniciando el reclamo, en clara aptitud de cortejo.


07. IMG_0661xx


08. IMG_0663xx

Cerca se encuentra el propio observatorio. Desde allí hacemos un reconocimiento general de la balsa de más capacidad de la Reserva. Podemos distinguir un buen número de especies: Patos cuchara, Tarros blancos, Frisos, Silbones Anade real, Porrones comunes y Moñudos, Zampulín cuellinegro, Avocetas, Cigüeñuelas, Gaviotas reidoras, alguna Patiamarilla, Fumarel común, Cariblanco, Pagazas piconegras, Chorlitejos chicos y Grandes, Archibebe común, Andarrios chico, Zarapitos, algún Ansar común, Cigüeñas blancas…


Villafáfila1

Se había estado divisando una Gaviota cana, pero no logramos localizarla. Si observamos, en cambio, en una de las isletas, una Gaviota cabecinegra. Nos extraña contemplar un ejemplar de esta especie en estas fechas, pero nos sorprende más el motivo de su presencia: al parecer, se ha emparejado con una Gaviota reidora.

En la primera imagen se puede ver como está tumbada sobre el nido de la derecha, probablemente incubando. En la segunda se ha levantado del nido, y es la Reidora la que se acomoda sobre el nidal.
Son imágenes puramente testimoniales, pero creemos que recoge la escena perfectamente.


08, Villafáfila 18-4-2014 (II)

11. Villafáfila 18-04-2014 (III)
 
Nada más dejar el observatorio, en uno de los postes que delimitan el espacio protegido, localizamos este Bisbita campestre, sumamente relajado, atusándose el plumaje.
Como en muchos casos con la fotografía de aves, el vehículo resulta un hide perfecto para la toma de imágenes. Es nuestro primer Campestre de la temporada prenupcial.


11. Villafáfila 18-04-2014 (11)
 
12. IMG_0669xx


No podían faltar dos aves intrínsecamente relacionadas con los espacios abiertos y las zonas esteparias.
Es el caso de la Cogujada común, fácilmente reconocible en campos de cereal, rastrojeras y barbechos. Con su característica cresta, es frecuente observarlas a la orilla de los caminos rurales y carreteras cercanas a los pueblos. En la península es sedentaria, aunque puede realizar cortos desplazamientos temporales.


13. IMG_0684xx

Y de la Collalba gris. Típicamente estival, es ave muy terrestre que le gusta andar y saltar por el suelo, para terminar posándose, con su clásica pose erguida, sobre algún accidente del terreno, como piedras, mojones, troncos, paredes, etc…


14. IMG_0731xx

Ya en la laguna de Barillos tuvimos ocasión de disfrutar con dos vuelos lejanos de Espátulas, uno de 15 y otro de 6 ejemplares. Ambos bandos realizaron vuelos de reconocimiento sobre la laguna, pero finalmente, decidieron seguir ruta migratoria rumbo norte.

Luego, en la misma laguna, y junto a un grupo de casi un centenar de Garcillas bueyeras localizamos otra Espátula más. Esta última portaba anillas holandesas.
En la imagen, cinco individuos del bando de seis Espátulas. La otra quedó algo rezagada.

 
15. IMG_0707x


CONTINUARÁ…

Es posible que también te interesen

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...