viernes, 6 de noviembre de 2015

EXTASIS GRULLERO

Comentaba hace escasos días que a mediados de octubre iban recalando las primeras grullas, en lugares relativamente próximos a Gipuzkoa  (San Martin de Seignanx). Era la avanzadilla de lo que estaba por llegar.
Es precisamente entre últimos de octubre y primeros de noviembre cuando suele darse la gran oleada. Miles de Grullas atravesando los pasos más querenciosos para la especie. En este caso por el Pirineo occidental, cerca ya de la costa.
Con interés por observar la migración, el sábado día 31 de octubre, me acerqué por el alto de Lizarrieta, en Etxalar (Navarra) situado a 431 m. sobre el nivel del mar, y que hace de muga con Francia.


_MG_8049x
Al fondo en el centro el puerto de Lizarrieta, visto desde Sare. A la derecha el col Ibantelli.


_MG_8103x
Estas últimas montañas del Pirineo, con sus suaves colinas, permiten que grandes contingentes de aves, las atraviesen año a año en su periplo migratorio.


_MG_8024x

_MG_8025x
Nada más llegar, me dí cuenta que las aves no iban a pasar por Lizarrieta ese día. Aunque amaneció espléndido, con 20ª C a las 8:00 de la mañana, en aquellas cumbres el viento azotaba con rachas violentas y sostenidas.
En el lugar se encontraban los ornitólogos de la LPO francesa, haciendo los conteos de aves que vienen realizando desde hace años. Me comentaron que el día anterior había estado igual de ventoso, y apenas habían pasado algunas aves menudas.
Estuve allí un rato, haciéndoles compañía. El tiempo suficiente para observar que hacia el noreste, en los valles franceses, a unos 3 km. en línea recta, había grandes bandos de Grullas, intentando avanzar sin conseguirlo. Desde allí estimamos unas 3000 Grullas.
En cuanto ví la escena, abandoné el collado y me dirigí al valle. No hubo problema en localizarlas, porque su escandaloso griterío no pasaba desapercibido.


_MG_8029x

_MG_8058x

_MG_8033x

_MG_8066x
Apenas avanzaban un kilómetro, se daban la vuelta. Volvían sobre sus pasos, y lo intentaban a diferentes alturas y con numerosas y variadas formaciones.


_MG_8043x

_MG_8044x

_MG_8035x

_MG_8036x

_MG_8075x

_MG_8068x
Algunos bandos lograban enfilar el valle, no sin grandes esfuerzos, encaminándose hacia el Baztán. Pero el grueso del gran grupo, no lograba atravesar la cortina de viento.


_MG_8034x

_MG_8058x

_MG_8060x

_MG_8066x
En el tiempo que estuve allí, fueron llegando nuevos y nutridos bandos a la zona. Llegaban muy altas, pero descendían de nivel y se unían a las allí congregadas.


_MG_8082x
En el momento máximo, estimé unas 5000 Grullas.  ! Un espléndido espectáculo natural !
Giraran sobre si mismas, subían una térmica, lo volvían a intentar, y así una y otra vez. Hasta que por fin por la tarde, amainó el viento y pudieron dirigirse al valle del Baztán. Ese fin de semana, contabilizaron 40.000 grullas atravesando Navarra. Un récord para la provincia.
Observé el espectáculo sobre suaves lomas, aprovechando las palomeras (construcciones en altura instaladas por lo cazadores) que, a esa hora ya las habían abandonado). La primera que utilicé aparece en el centro de la imagen, por delante del bosquete.


_MG_8096x

Desde que llegué al puerto, estuve viendo Grullas durante cuatro horas y media.  ¡¡ Un incontenible éxtasis grullero ¡!
 

Para hacer, por decirlo así, más vivas las sensaciones, dejo un vídeo de poco más de dos minutos.





Es posible que también te interesen

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...