viernes, 25 de noviembre de 2016

COLIMBO A LA DERIVA

Hace unos días me acerqué al puerto de Getaria, por ver si seguía allí el Charrán bengalí que ha estado aquerenciado en la zona una semana. No lo localicé pero, observé en la bahía un Colimbo grande, en extrañas circunstancias.
El ejemplar se encontraba cerca de la playa de Malkorbe y se dejaba acercar lentamente a la orilla.


_MG_0991xx
COLIMBO GRANDE / GAVIA IMMER / ALIOTA HANDIA

_MG_0992xx

Cuando llegó al rebufo de las olas, se dejó arrastrar como si no tuviera fuerzas para impedir el revolcón. Mala señal.


_MG_0994xx

Como pudo, recobró la vertical y se introdujo de nuevo en el agua.


_MG_0995xxx

Lo fui siguiendo los minutos siguientes y lentamente se fue acercando a uno de los espigones del puerto. Apenas recorrió ciento cincuenta metros en una hora. Me llegué hasta el espigón y pude obtener imágenes muy cercanas. El bicho no tenía buena pinta.


_MG_0997xx


_MG_1003xx

Lo esperé en una pequeña rampa de botadura que hay en el propio espigón, pero no se acercó lo suficiente. Mi idea era intentar capturarlo y llevarlo a un centro de recuperación. No hubo ocasión. Ya estaba anocheciendo y se fue alejando cada vez más.
Volví al día siguiente, pero no encontré rastro del Colimbo. Lo más probable, es que no pasara de aquella noche. Desconozco el motivo por el que se encontraba en situación tan delicada, pero su llegada coincidió con el temporal y es de suponer que tuvo que ver con esta situación adversa.

Los temporales de lluvia intensa, asociados con viento y fuerte oleaje, agotan a las aves. Además, con esas condiciones, no pueden alimentarse bien y, finalmente, algunas perecen agotadas. Son los primeros temporales por nuestra zona, pero ya comienzan a notarse sus efectos…

Es posible que también te interesen

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...