viernes, 30 de enero de 2015

EXÓTICAS. GRAVE PROBLEMA.

El pasado domingo día 25 de enero, visitó el río Urumea-Donostia-San Sebastián, una hembra de Tarro sudafricano (Tadorna cana), observada por Xabier Saralegi, Joseba Amenabar y por quien esto suscribe.
Portaba una anilla azul (comercial), por lo que se trata de un escape. El día anterior, este mismo efectivo fue visto en Plaiaundi por varios observadores.

De hecho, en los últimos meses, han sido varias las citas de Tarro sudafricano en un radio de acción relativamente cercano, como se puede comprobar en el cuadro final de esta crónica. Es muy probable, que en algunos casos, se trate del mismo individuo.

 
_MG_5275x

Con un pequeño collage realizado con varias instantáneas, se ha podido recomponer la lectura completa de los dígitos de la anilla.


Sin título2


_MG_5299x

La aparición de este ejemplar nos da pie, para tratar el grave problema del cada vez mayor número de aves exóticas introducidas en el medio natural.
Este incremento, hace que cada vez sean más las que llegan a reproducirse en libertad, constituyendo una de las principales causas de perdida de biodiversidad: desplazamiento de especies autóctonas, transmisión de enfermedades, hibridación…
La legislación estatal prohíbe la introducción de especies exóticas en el medio natural. Sin embargo, lo cierto es que se siguen produciendo con toda impunidad.
La legislación prohíbe la introducción de especies, pero el comercio de estas especies está autorizado. ¡Que contradicción!.

La Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, aprobada en 2007, recoge la necesidad de prohibir el comercio de aquellas especies que sean claramente invasoras.
El Decreto 630/2013, de 2 agosto, que desarrolla la Ley, regula el Catálogo de especies exóticas invasoras.
Pero es que, para considerarse invasoras, debe comprobarse el aumento en su número y la ocupación de nuevos territorios. Por tanto, se prohibe su comercio, después de que ya están claramente introducidas, y su erradicación es harto difícil.

Las que cumplen estos requisitos, son unas pocas especies, y figuran en el Decreto:

                                   Catálogo de especies exóticas invasoras. Aves
                        Acridotheres spp.

Minás.
                        Alopochen aegyptiacus (Linnaeus, 1766).

Ganso del Nilo.
                        Amandava amandava (Linnaeus, 1758).

Bengalí rojo.
                        Branta canadensis (Linnaeus, 1758).

Barnacla canadiense.
                        Coturnix japonica Temminck & Schlegel, 1849.

Codorniz japonesa.
                        Estrilda spp.


                        Euplectes spp.


                        Leiothrix lutea (Scopoli, 1786).

Ruiseñor del Japón.
                        Myiopsitta monachus (Boddaert, 1783).

Cotorra argentina.
                        Oxyura jamaicensis (Gmelin, 1789).

Malvasía canela.
                        Ploceus spp.


                        Psittacula krameri (Scopoli, 1769).

Cotorra de Kramer.
                        Pycnonotus cafer (Linnaeus, 1766).

Bulbul cafre.
                        Pycnonotus jocosus (Linnaeus, 1758).

Bulbul orfeo.
                        Quelea quelea (Linnaeus, 1758).

Quelea común.
                        Streptopelia roseogrisea (Sundevall, 1857).

Tórtola rosígris.
                        Threskiornis aethiopicus (Latham, 1790).

Ibis sagrado.


Llegados a este punto, está claro que la solución a futuro, debiera ser la prohibición del comercio de aves exóticas.
Es evidente que, con todos los intereses que hay por medio, lo extendida que está la tenencia de este tipo de aves, el coleccionisno, la cantidad de comercios de venta que existen..., la prohibición va a tener que ser por fases. Pero si creo que se debiera dar celeridad, a la inclusión de más especies en la lista,
Porque, mientras tanto, se siguen vendiendo, se supone que con todos los permisos necesarios y como avicultura de ocio, numerosas especies, alguna de ellas tan emblemáticas como la Cerceta pardilla. Lo cual, resulta una verdadera incongruencia.

 
DSC01972xx

DSC01962xxx


CITAS DE TARRO SUDAFRICANO EN LOS ULTIMOS MESES


30/05/2014
Parque Presillas de Alcorcón (Madrid). 1 ex. junto a un Tarro canelo.
22/08/2014
Playa de la Concha-San Sebastián. 1 ex. visiblemente agotado, y acosado por gaviotas. Angel Seco.
Entre agosto- noviembre 2014
Aquitania francesa. 1 ex. en varias localizaciones (San Martin de Seignanx. Ustaritz…)
16/09/2014
Pantano de Ulibarri, cerca de Nanclares de Gamboa (Alava). 1 ex. en compañía de 6 Tarros canelos. Serafín Alarcón.
05/10/2014
Balsa de Arkaute-Salburua. 1 ex. Andoni Caudel, al que ayudó en su identificación Luis Lobo.
6 y 7/12/2014
Balsa de Zolina, al lado de Pamplona. 1 ex. junto a un Tarro Canelo. Patxi Andueza, Emilio Salaverría y Mikel García.
24/12/2014
Estanca del Gancho, Ejea de los Caballeros. 1 ex. sin anilla. Varios observadores.
24/01/2015
El ya mencionado, que se presentó en Plaiaundi. Varios observadores.
25/01/2015
Urumea-Riberas de Loyola-Donostia-San Sebastián. 
10/02/2015
Plaiaundi.Varios observadores.
.

La Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife), dispone de un grupo de trabajo (Grupo de Aves Exóticas), creado con la finalidad de promover el estudio de las introducciones de aves exóticas y divulgar los problemas que originan.

Además, este grupo mantiene un blog, donde se pueden enviar las citas de este tipo de aves, que son publicadas en el mismo: http://grupodeavesexoticas.blogspot.com.es/


Bibliografía: Aves exóticas introducidas: una situación insostenible. David M. Santos, Joan Carles Fernández-Ordóñez, Jordi Clavell y el Grupo de Aves Exóticas de SEO/Birdlife.

Es posible que también te interesen

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...