domingo, 1 de marzo de 2015

MIL CABECINEGRAS, UNA CANA Y ALGUNA RAREZA

Estos últimos días ha llovido a mares en la provincia de Gipuzkoa. Según Aguas del Añarbe (entidad que gestiona la presa que abastece San Sebastian), este mes de febrero está siendo el más lluvioso de todos los registrados, en los 44 de los que dispone información.
La propia presa ha tenido que desembalsar por seguridad, lo que, sumado a las persistentes lluvias, ha hecho que el cauce del río Urumea se haya desbordado, causando muchos problemas a su paso por diversas localidades como Astigarraga, Hernani, o barrios de la capital como el de Martutene.

Este aumento de caudal ha hecho que las aguas lo arrastren todo a su paso, y mucha de la materia orgánica y sólidos en suspensión, han terminado en el mar, suponiendo un buen alimento para las aves marinas.
Varias especies de gaviotas, han comenzado la migración de vuelta a sus territorios de cría, y es habitual que aprovechen la costa para realizar su viaje. El temporal de agua, viento y mala mar, ha empujado a muchas de ellas hacia las bahías y ensenadas, buscando refugio.
 
La confluencia de estos dos fenómenos, ha hecho que en estos últimos días se haya dado una gran explosión de gaviotas en la desembocadura del Urumea., especialmente de Gaviota cabecinegra.

 
_MG_6000x

P1080117x

P1080144x

P1080138x

P1080140x
El pasado jueves eran unos 300 ejemplares, aunque el conteo fue en pésimas condiciones de visibilidad. Ayer viernes, con más calma y mejor tiempo, se contaron un millar de Cabecinegras.
Al atardecer, hacia las 17:30, había 450 ejemplares posados en la orilla de la ría frente al Hotel Maria Cristina, y algo más de 500 ejemplares, frente a las dos escolleras de salida al mar, alimentándose de los detritus. Hoy sábado 28, el número ha descendido, contabilizándose unos 500 efectivos.


_MG_5925x

_MG_5926x
Esta especie se deja ver por la costa guipuzcoana en época migratoria, pero, habitualmente se adentra en muy escaso número en el curso de la ría. Este, por tanto, es un hecho excepcional. No se tiene noticia de una aglomeración similar en la costa guipuzcoana, y probablemente, tampoco en el resto de la costa cantábrica. 
 
Las olas, al batir sobre la escollera de protección del muro de costa, generan corrientes que arrastran la materia orgánica flotante de una manera determinada. Las gaviota siguen estas corrientes para alimentarse en un rondo de vaivén muy curioso.


_MG_5869

_MG_5873
Una vez se alimentan, y casi por riguroso turno, vuelan aguas arriba a escasos 200 mts……


_MG_5907

_MG_5948x

_MG_5971

_MG_5899x

….para descansar en los posaderos que le ofrecen las rocas salientes en marea baja. Durante la pleamar, reposan sobre la lámina de agua.


_MG_6038


_MG_5901x


_MG_5909


P1080158x


_MG_5966x

Entre tal número de efectivos, lógicamente hemos podido leer un buen número de anillas. Solamente de Cabecinegras el jueves leimos 7 anillas y el viernes 25. Sus lugares de procedencia son muy variados. Dejamos los datos para una próxima entrada, cuando ya tengamos los historiales, y podamos dar una información más detallada. Adelantamos algunas imágenes como muestra.


_MG_6032

_MG_5975x
 
En esta explosión gavioteril, no solo hemos tenido Cabecinegras, pero estas son las más numerosas. Hemos podido observar un buen número de Patiamarillas (unas 150 en el momento máximo), Gaviotas reidoras (un centenar), y algunas Sombrías y Argénteas.


_MG_5914

 
Además de lo contabilizado, el jueves se dejaron ver dos Tridácticas (que observó J. Ferreres) y el viernes apareció una Gaviota cana, que mostramos a continuación.

 
_MG_5953x


_MG_5960x


_MG_5963x

Hoy sábado. Juan Arizaga y Xabier Saralegi han localizado en la misma zona, una Gaviota pipixcan o de Franklin, que quizás sea el mismo ejemplar que se está dejando ver en Plaiaundi, y de la que hablaremos en una próxima crónica. Además, y como guinda, avistaron también una Gaviota de Bonaparte. Ver aquí.

No está nada mal las especies y el número de visitantes alados que ha traido el temporal a Donostia.

Como nota negativa, comentaremos que este pasado miércoles, ha aparecido un calderón o ballena piloto muerto, en la playa de la Concha, víctima de este mismo temporal. Apenas permaneció varado dos horas, ya que el servicio de limpieza actuó con gran diligencia, retirándolo rápidamente de la playa.


P1080097x

P1080106xxx


Es posible que también te interesen

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...